El llamado a la Santidad en el mundo actual según el Papa Francisco

El llamado a la Santidad en el mundo actual según el Papa Francisco

El 19 de marzo 2018 fue publicada la exhortación Apostólica  Gaudete Et Exsultate del santo padre Francisco, sobre el llamado a la santidad en el mundo actual.

Según la agencia de noticias Rome Reports una exhortación apostólica es uno de los documentos magisteriales escritos por un Papa. Se podría decir que es el tercero en importancia tras las constituciones apostólicas y las encíclicas, aunque la importancia de un documento depende de su contenido y no de la forma.

En una forma sencilla de verlo se trata de un mensaje que el Papa dirige a una comunidad católica para dar indicaciones concretas sobre una cuestión en particular. Por tanto el documento es de tipo pastoral.

El Papa Francisco introduce este escrito con palabras sencillas recordando que el señor nos quiere santos y no espera que nos conforemos con una existencia mediocre, aguada, licuada y que no esperemos un tratado sobre la santidad, con definiciones y otros, mas bien dice que su objetivo humilde es hacer resonar ese llamado y que lo encarnemos en este contexto actual.

Porque a cada uno de nosotros el Señor nos eligió «para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor»

(Ef 1,4).

El texto completo de la exhortación esta disponible para ser descargado puedes hacerlo directamente desde este enlace: Pagina oficial de la exhortación

La Exhortación esta divida en 5  Capitulos: El llamado a la Santidad, Dos sutiles enemigos de la santidad, a la luz del maestro, algunas notas de la santidad en el mundo actual, combate, vigilancia y discernimiento.

Concluye hablando de María reflexionando que ella vivió como nadie las bienaventuranzas de Jesús, que ella nos enseña el camino de la santidad y nos acompaña en el mismo, Dice que: “La Madre no necesita de muchas palabras, no le hace falta que nos esforcemos demasiado para explicarle lo que nos pasa. Basta musitar una y otra vez: «Dios te salve, María…».”

Termino este articulo con esta frase para hacerla en forma de oración: Pidamos que el Espíritu Santo infunda en nosotros un intenso anhelo de ser santos para la mayor gloria de Dios y alentémonos unos a otros en este intento. Así compartiremos una felicidad que el mundo no nos podrá quitar.

 

compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *